El SEIU Local 1000 es el único sindicato que se ha manifestado hasta ahora en contra del ordenamiento del gobierno estatal

Sindicato de California se opone a la orden de vacunas de Newsom

CALIFORNIA.- Pese al incremento de casos diarios por COVID-19 que se registra California en las últimas semanas, uno de los sindicatos más grandes del estado se manifestó en contra de la orden del gobernador Gavin Newsom de exigir a los trabajadores estatales a mostrar certificados de vacunación o a someterse a pruebas cada semana.

 

El sindicato SEIU 1000, que cuenta con cerca de 100,000 empleados del estado de California, publicó un documento este sábado en el que manifiesta el rechazo al mandato del gobernador.

Esto es inaceptable. Hay aproximadamente 236 departamentos y agencias del estado de California y todos tienen que cumplir con una política estándar”, reiteró este sábado el sindicato en un escrito firmado por su presidente, Richard Louis Brown.

 

“Apoyaremos a todos nuestros representados y lucharemos en contra de cualquier tipo de acción tomada por el estado de California en contra de nuestros agremiados. Haremos valer nuestro contrato y nuestro derecho legal, de acuerdo con la Ley Dills, a ‘reunirse y consultar’ antes de que se implemente cualquier cambio. Todavía no se nos ha pedido que lo hagamos”, agregó el sindicato.

Louis Brown añadió que la agrupación de trabajadores será paciente y firme, y dejó en claro que no se les ignorará ni se silenciarán las voces de los empleados.

El sindicato sostuvo que el estado de California tuvo 18 meses, desde el primer brote del coronavirus, para implementar una política de trabajo a distancia permanente para ayudar a resolver la situación de todas las agencias estatales, lo que no ha sucedido.

SEIU 1000 manifestó que han demostrado lealtad y determinación a lo largo de la pandemia de COVID-19 al presentarse a trabajar, dotando de personal en la primera línea de atención y ayudando a mantener a los ciudadanos seguros y protegidos.

El rechazo de la agrupación de trabajadores se produjo ante la orden del gobernador presentada el lunes pasado, en la que exige que todos los empleados estatales de California (cerca de 246,000 personas) se vacunen contra el COVID-19 a partir del 2 de agosto, o tendrán que someterse cada semana a exámenes contra la enfermedad.

En California, el número de enfermos ha tenido un incremento, debido principalmente a la variante Delta del virus SARS-CoV-2, que es más contagiosa. Los nuevos casos se registran principalmente entre los individuos que todavía no han sido vacunados.

0 0 votes
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments